La quimioterapia es uno de los tratamientos a los que más se recurre en caso de padecer cáncer. Se trata de fármacos que destruye las células cancerosas. No obstante, su uso es tan potente que también destruye células sanas.

El objetivo de la quimioterapia es eliminar el cáncer y evitar que éste vuelva a aparecer. La combinación de fármacos, así como la cantidad que se suministrará y la frecuencia con la que se hará, quedan a cargo de un especialista en el tema, en este caso un oncólogo.

Se consideran factores como: el tipo de cáncer, el tamaño del tumor, su ubicación, la edad y el estado en el que se encuentra el paciente, los tratamientos a los que se ha sometido y qué tan bien podrá enfrentar los efectos secundarios.

Los efectos secundarios que se presentan con mayor frecuencia son; fatiga, dolor de cabeza, muscular o estomacal; diarrea o estreñimiento, úlceras, náuseas y vómito; entre otras.

Una vez diagnosticado el cáncer es importante que des seguimiento puntual al tratamiento que tú y tu médico han elegido. Si deseas consultar una opinión experta en el tema, te invitamos a contactar al personal de la Clínica de Oncología y Radioterapia Dr. Ricardo Muñoz.

Con información de:

https://www.cancer.net

https://www.cancer.org